#Fuerteventura Opinión

‘Mucha caradura es lo que hay’

‘Mucha caradura es lo que hay’ por Pedro Marín del Valle.

Diario Majorero no comparte necesariamente las opiniones publicadas en esta sección del periódico

OPINIÓN

6 de mayo de 2019 – Hay que tener mucha caradura para realizar las afirmaciones que ha hecho Carmelo Torres, candidato impuesto por el autodenominado “equipo de Noemí” al Parlamento de Canarias por Fuerteventura en la candidatura de Sí Podemos, en su artículo “Unidad frente a los personalismos”  publicado en el Diario de Fuerteventura.

Conviene aclarar en primer lugar, que Carmelo Torres fue impuesto por el “equipo de Noemí” después de votarse las primarias, cuyos resultados se conocieron el 28 de noviembre de 2018. Y presentaron a Carmelo un día o dos antes de cerrarse el plazo de presentación de candidaturas, sobre el 25 de abril, o sea casi a 7 meses de las primarias.

Anteriormente a las primarias, “el equipo” parachutó a una candidata de Las Palmas, sin vinculación con Fuerteventura desde hace más de 8 años. Al perder las elecciones en primarias, “el equipo” intentó buscar otros candidatos, que rechazaron la maniobra, cuya oferta se hacía desprestigiando con acusaciones falsas al candidato Andrés Briansó, elegido democráticamente por los círculos. Carmelo Torres fue el que acepto el papelón, después de ser rechazado por más de 4 personas.

Carmelo Torres, que sabrá del funcionamiento de CC, ha sido miembro de su dirección insular hasta después de aceptar la propuesta del “equipo”, dice que “en Podemos lo que se ha hecho ha sido tirar de estatutos”. ¿Pero los conoce?.

Es verdad que Podemos ha promovido a personas de la sociedad civil a cargos públicos, pero dichas personas se han promovido después de destacar en movimientos sociales, por su defensa de políticas sociales progresistas. En el caso de Carmelo Torres no se le conoce por destacar en la defensa de política social alguna. Llevo años participando en diferentes movimientos sociales, en mis 23 años de residencia en Fuerteventura, no le he visto participar nunca en ninguno de ellos, y ni le conozco personalmente. Con el agravante de que lleva tiempo que no reside en Fuerteventura, porque da clases en Las Palmas.

Su desconocimiento de Podemos en la isla, le lleva a utilizar términos  que resultan insultantes e hirientes para la militancia, como el de “seguidores” de Andrés Briansó. En Fuerteventura, la militancia de Podemos no somos seguidores de nadie. Somos personas que, después de debatir, defendemos las políticas aprobadas democráticamente en Podemos, sin personalismos de ningún tipo. Resulta más insultante e hiriente que eso lo afirme una persona totalmente ajena a la organización de Podemos en Fuerteventura, que no se ha rozado, ni conoce a su militancia, que se permita catalogar a la militancia de Podemos como seguidores de nadie. Además, Carmelo Torres se coloca de adalid de la unidad, cuando nunca ha militado, ni se ha rozado por  Podemos, y se ha prestado a esa operación de división.

Hay que tener mucha caradura para realizar esas afirmaciones y quedarse tan pancho. Si ya antes era rechazada la imposición de Carmelo Torres como candidato de Podemos al ParCan contra la voluntad democrática de la militancia de Fuerteventura, tras esas declaraciones en el Diario de Fuerteventura, considero que lo mejor que debería hacer Carmelo Torres, si tuviera algo de vergüenza, sería retirarse de la candidatura, y seguir dando sus clases en Las Palmas.

Redacción

Redacción

Este periódico 2.0 nace abierto a la pluralidad informativa en todos los ámbitos, dando prioridad a los contenidos sociales, políticos, culturales, denuncias, sucesos…

Comentar

Clique aqui para comentar