#EnPortada #Fuerteventura Opinión

‘Más vale golfo insular que honrado de afuera’

Dale al "PLAY" para escuchar la noticia
Voiced by Amazon Polly

‘Más vale golfo insular que honrado de afuera’, por Sun Tzu.

Diario Majorero no comparte necesariamente las opiniones publicadas en esta sección del periódico

OPINIÓN

Sun Tzu dice “El general sabio se preocupa de que sus tropas se alimenten con la comida del enemigo”.

Estas palabras leídas en un perfil de Facebook, el de Álvaro de Astica, me han hecho reflexionar mucho. Es un trago difícil el darse cuenta de que la mitad de tu pueblo es muy “costumbrista”, “eso siempre ha sido así” y la otra mitad vive instalada en la ignorancia de lo que se cuece dentro de las instituciones y del porqué de las cosas. ¿Quién no ha escuchado alguna vez eso de para que se lo quede el de afuera, prefiero que se lo lleve un majorero? Pues durante décadas esto es lo que ha estado pasando en esta Isla. Se ha tejido una red clientelar de favores, chanchullos y tejemanejes que alcanzan las raíces de cualquier institución, digo bien, cualquier institución en Fuerteventura.

Pero últimamente ya se alzan voces contra este sistema arraigado. Ya se empiezan a ver las orejitas al lobo. El político sabe que más del 50 por ciento de los que ostentan cargos públicos acaban denunciados ante la fiscalía y se cuidan, muy mucho, de cometer cualquier “error” que pueda dar con sus huesitos en Tahíche.

No sé si la frase “si quieres conocer a Pablito dale un carguito” se cumple en la mayoría de los políticos con responsabilidades económicas dentro de los gobiernos municipales o insulares, pero sí está claro que, cuando es cuestión de dinero son muy espléndidos al repartir y a veces dejan de seguir lo legalmente establecido. Ellos, los pablitos, creen que al que benefician les debe un favor y no se dan cuenta que poderoso caballero es don dinero y que cuando a ti te piden 30, al otro le han pedido 45.

En materia económica, ningún empresario da duros a cuatro pesetas, ningún periodista es tu amigo, ningún colectivo te adora. El político debe saber que está de paso y que su tiempo se evapora como el rocío de la mañana.

Tal vez, si estudiaran más historia y leyeran a los clásicos, se darían cuenta que todo está escrito, que todo ya se ha hecho y que la raza humana es predecible por haber sido estudiada desde el principio de los tiempos. Julio César fue apuñalado por multitud de senadores en los Idus de Marzo, entre ellos había uno al que quería como un hijo.

Los receptores de favores majoreros no son diferentes a los senadores de la antigua Roma. Hoy pan y circo, mañana puñaladas hasta en el carné de identidad. Solo hay una forma de que puedas escapar de los augurios fatales, y es seguir los procedimientos y la legalidad vigente, pese a quien le pese y le cueste a quien le cueste.

Si las alcaldesas y los alcaldes cumplen con su deber y respetan ese libro al que se refiere mucha gente y que no conoce nadie, llamado Constitución, donde se dice aquello de “todos somos iguales ante la Ley”, no deben temer nada, dormirán a pierna suelta por la noche y trabajarán con alegría en beneficio del pueblo, porque por el pueblo hay que trabajar y no por los golfos insulares que se creen dueños de la Isla.

Si durante la emisión de los distintos programas en televisión sobre la corrupción inmobiliaria en Fuerteventura no has sentido vergüenza ajena, no eres digno de ostentar el gentilicio majorero. Aquí los contratos eran manos apretadas, las puertas estaban abiertas en fiestas y la palabra dada era Ley. Que no te engañen, al que escuches decir la frase “para que se lo quede el de afuera, mejor se lo doy a alguien de aquí”, ese tiene un nombre, es un miserable y un golfo o golfa. Deshonran a esta tierra con su proceder y nos avergüenzan a todos cuando cometen barbaridades y enchufismos varios. Todavía se recuerda la frase expresada en una rueda de prensa en Puerto del Rosario, por una diputada presidenta de un partido político de ámbito estatal, y que rezaba “el enchufismo es necesario”.

Mire usted a la izquierda o a la derecha, centro o extremos, cuando Pablito coge un carguito, se le olvida que puede acabar en el trullito. Y digo más, la culpa la tenemos nosotros, los votantes, los majoreros, que no utilizamos los perruños más a menudo para “corregir” los malos hábitos que cogen algunos mal llamados servidores públicos.

Lo que realmente me da mucho coraje y por lo que no paro de hacerme sangre, es que para que esto se empiece a recomponer ha tenido que venir alguien de fuera como por ejemplo Álvaro de Astica. Y no hablo de su trayectoria política, sino de su trayectoria como defensor de mi tierra. A majorero no le gana nadie y les da mil vueltas a esos que se dan golpes en el pecho.

Y ahí siguen, son portadas y cabeceras de noticias que nos hacen rabiar. “Me han llevado a juicio 200 veces y los he ganado todos”, “si Europa dice que se tiene que pagar por Origo Mare, pues que España pague”. He visto un vídeo de este señor dando un mitin en la plaza de La Oliva, estaba él, tres personas apoyadas en un coche, el que grababa, un micrófono, un cable y un altavoz. Sigue en política y fue mantenido en ella por todos los partidos. No había nadie escuchándolo, da lo mismo, tiene dinero para repartir y, mientras los demás partidos miraban para otro lado, el sigue teniendo el micrófono en la mano y muchos amigos que le hacen la ola, por si acaso alcanzan una modificación de un plan parcial, un replanteo de un campo de golf o una urbanización a buen precio.

Sun Tzu

Sun Tzu

Sun Tzu dice: “Si el enemigo ve una ventaja pero no avanza para obtenerla es porque está fatigado”.

Comentar

Clique aqui para comentar